Actualidades

04.06.2017

Budapest será el escenario del segundo foro provida, organizado por la federación One Of Us

 

 

 

 

  • El objetivo principal es destacar, apoyar y mostrar el valor y la importancia de la familia y la protección de la vida.
  • El evento quiere reconocer y dar las gracias a los países que están defendiendo la Familia y la Vida con políticas, como Hungría y Polonia.

El próximo 26 y 27 de mayo 2017, en Budapest (Hungría) se realizará el Segundo Foro Europeo Provida, organizado por la Federación por la vida y la dignidad humana One of Us. El foro llamado “El nuevo orden mundial: la vida y la familia, el núcleo de nuestro debate cultural” quiere llamar la atención del público para describir la expansión y aceleración de un nuevo orden mundial, fundado en un nuevo concepto de Persona, Familia y Vida.

El Foro dará al público en general, a los medios de comunicación y a los tomadores de decisiones de la Unión Europea un eco de la voz de dos millones de ciudadanos que apoyan la iniciativa de ONE OF US y estará enmarcado por una celebración de humildes héroes de la vida a través del Premio ONE OF US otorgado por un jurado compuesto por personalidades de movimientos nacionales.

Cuáles son los riesgos y realidades en Europa sobre el valor y la importancia de la Familia y la protección de la vida? ¿Cuáles son las soluciones y alternativas? Estas preguntas serán respondidas por los oradores del foro, entre los que se encuentran Jaime Mayor Oreja, ex Ministro del Interior de España; Katalin Novak, Ministra de Estado para la Familia y la Juventud de Hungría, Miroslav Mikolasik, MEP de Eslovaquia, entre otros.

Para más información, puede ingresar a la página web del evento: http://oneofusforum.eu/

 

 

05.07.2012

Cientos de jóvenes recorrerán España por la vida - Convocados por la iniciativa CrossRoads

MADRID, jueves 5 julio 2012 (ZENIT.org).- Hoy, día 5 de julio, se cumplen dos años de la entrada en vigor de la ley del aborto de 2010 en España, que equipara el aborto libre a un derecho, hasta la semana 14 de embarazo. El resultado han sido 230.000 vidas abortadas.

Con este motivo, cientos de jóvenes convocados por la plataforma Derecho a Vivir, partirán este domingo desde Barcelona para recorrer gran parte de España a pie.

 

La iniciativa, llamada CrossRoads, concluirá en Santiago de Compostela el próximo 19 de agosto.

 

Estos chicos pasarán por diversas ciudades españolas e intentarán con este camino contribuir en la construcción de una cultura de la vida, dando testimonio de la dignidad y el valor de toda vida humana.

27.05.2012

Declaración de Madrid 2012 - VI Congreso Mundial de Familias

Ofrecemos a los lectores el texto de la Declaración de Madrid 2012, aprobada en el VI Congreso Mundial de Familias, celebrado en España, del 25 al 27 de mayo:
Reunidos en Madrid, España, el 27 de mayo de 2012, nosotros, los delegados del VI Congreso Mundial de Familias reafirmamos la verdad de que “la familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado” (artículo 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos). La familia natural está inscrita en la naturaleza humana y se basa en la unión voluntaria de un hombre y una mujer en la alianza matrimonial de por vida. La institución del matrimonio sobre todo ofrece a la pareja amor y alegría y también tiene como objetivo la procreación y la educación de los hijos. La unión matrimonial también ofrece seguridad en tiempos de problemas, el fundamento de una sociedad que equilibre el orden y la libertad y la solidaridad entre generaciones.
Por desgracia, en nuestros tiempos, los ataques a la familia natural están creciendo en número e intensidad. Las ideologías del estatismo, el individualismo atomista y la revolución sexual ponen en entredicho la esencia del matrimonio y de la familia. Recientes cambios en las leyes y en las políticas públicas de gobiernos de todo el mundo corrompieron el significado y la dignidad del matrimonio, devaluaron la paternidad, alentaron el divorcio fácil y los nacimientos fuera del matrimonio, confundieron identidades sexuales, promovieron la promiscuidad, crearon las condiciones para que aumentara el abuso infantil, aislaron a los ancianos y fomentaron la despoblación.
Estos cambios fueron particularmente agudos en Europa en las últimas décadas y, más concretamente, en la nación de España durante los años 2004-2011, cuando un gobierno radical trabajóefectivamente para subvertir la familia natural.
Como respuesta a todo ello, el VI Congreso Mundial de Familias aprueba un conjunto de principios para crear un entorno cultural y político que sea compatible con la vida, la libertad y la esperanza para el futuro:
- Afirmamos que la familia natural, no el individuo, es la unidad fundamental de la sociedad.
- Afirmamos que la familia natural es la unión de un hombre y una mujer a través del matrimonio creada con el fin de compartir el amor y la alegría, engendrar niños, proveer su educación moral, construir una economía doméstica, ofrecer seguridad en tiempos de crisis y unir a las generaciones.
- Afirmamos que la familia natural es un elemento fijo del orden creado, arraigado en la naturaleza humana. La familia natural no puede convertirse en una realidad de nueva creación, ni puede ser re-definida por los entusiastas de la ingeniería social.
Afirmamos que la familia natural es el sistema familiar ideal y verdadero. Si bien reconocemos múltiples situaciones de hecho, los otros “tipos de familia”adolecen de alguna carencia o son meras invenciones del Estado.
- Afirmamos que el vínculo sexual auténticoes la unión matrimonial entre un hombre y una mujer, el único abierto a la natural y responsable creación de una nueva vida.
- Afirmamos la santidad de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural. Cada persona recién concebida tiene derecho a vivir, a crecer, a nacer y a compartir un hogar con sus padres naturales unidos por el matrimonio. El aborto, la eutanasia y todas las formas de manipulación de los seres humanos en estado embrionario o fetal, por lo tanto, son ataques contra la vida humana.
- Afirmamos que la familia natural es anterior al Estado y los gobiernos legítimos existen para proteger y apoyar la familia.
- Afirmamos que el mundo es abundante en recursos. El debilitamiento de la familia natural y el fracaso moral y político, y no la “sobrepoblación” humana, han causado la pobreza, el hambre y la degradación del medio ambiente.
- Afirmamos que el verdadero peligro demográfico que afronta la tierra en este nuevo siglo es la crisis de natalidad y el envejecimiento de la población. Nuestras sociedades necesitan más personas, no menos.
- Afirmamos que la familia natural es la principal fuente de prosperidad económica y social y el pilar principal sobre el que asentar la superación de la actual crisis económica mundial.
- Afirmamos que las mujeres y los hombres son iguales en dignidad y derechos innatos, pero diferentes en muchos aspectos. Aunque a veces acontecimientos que escapan al control del individuo (otras veces por una vocación religiosa) lo frustren, la vocación de cada niño es llegar a ser esposo y padre; y la vocación de cada niña es llegar a ser esposa y madre. La cultura, el derecho y la política deberían tener en cuenta estas diferencias.
- Afirmamos que la complementariedad de los sexos es una fuente de fortaleza. Hombres y mujeres presentan profundas diferencias biológicas y psicológicas. Sin embargo, cuando se unen en matrimonio, la combinación se convierte en mayor que la suma de las partes.
- Afirmamos el derecho de los padres a educar a sus hijos para su bien, sin interferencias del Estado.
- Afirmamos que todo ser humano tiene derecho a la libertad religiosa y que la comunidad política debe respetar la libertad de profesar la propia fe, de transmitirla y de educar a los hijos en ella.
- Afirmamos el “salario familiar” ideal que consiste en “una misma remuneración para las mismas responsabilidades familiares”. La compensación por el trabajo, la fiscalidad y la seguridad social deberían fortalecer los lazos familiares naturales.
- Afirmamos el papel necesario de la propiedad privada de la tierra, la vivienda y el capital productivo como fundamento de la independencia familiar y garante de la democracia. En una sociedad justa y buena, todas las familias poseerán bienes inmuebles.
Y afirmamos que las soluciones duraderas a los problemas humanos, incluida la actual crisis económica, provienen de las familias y de las pequeñas comunidades. No se pueden imponer por un decreto burocrático o judicial. Tampoco pueden ser exigidos por una fuerza exterior.

01.02.2012

“La desaparición de EpC es un triunfo de la libertad en España”

El Foro Español de la Familia expresa su satisfacción por el anuncio del Ministro de Educación de supresión de la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC) y su sustitución por una asignatura que ayude a los escolares españoles a conocer mejor nuestra Constitución y las instituciones europeas.

El presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, destaca que “con esta decisión se acaba la anomalía histórica de un país europeo cuyo Gobierno intenta instrumentalizar la escuela al servicio de la ideología particular del Gobierno de turno”.

El Foro de la Familia agradece a todos los padres de familia, alumnos y entidades que durante años se han opuesto a EpC y han luchado por su defensa de la libertad de Educación en España. Benigno Blanco añadió que “lo sucedido en estos años alrededor de esta asignatura acredita que si una sociedad es capaz de defender activamente su libertad, los intentos totalitarios de los gobiernos se pueden parar”.

“La desaparición de EpC es un triunfo de la libertad en España y debiera ser todo un síntoma de que se va a reorganizar el sistema educativo español en clave de libertad para conseguir la calidad” dijo el presidente del Foro de la Familia.

Benigno Blanco agradeció personalmente la iniciativa del nuevo ministro José Ignacio Wert de terminar con una asignatura adoctrinadora e ideológica como lo era Educación para la Ciudadanía.

06.12.2011

Los Articulos de San José - El aborto y el Niño por Nacer en el derecho internacional

Artículo 1. Como hecho científico, una nueva vida humana comienza al momento de la concepción.

Artículo 2. Cada vida humana es un flujo continuo que se inicia en la concepción y avanza por fases etapas hasta la muerte. La ciencia otorga diferentes nombres a estas fases etapas, incluyendo cigoto, blastocisto, embrión, feto, bebé, niño, adolescente y adulto. Esto no cambia el consenso científico acerca de que en todo momento del desarrollo todo individuo es un miembro viviente de la especie humana.

Artículo 3. Desde la concepción, cada niño, aun no nacido, es por naturaleza un ser humano.

Artículo 4. Todo ser humano, como miembro de la familia humana, tiene el derecho de ser reconocido por su dignidad inherente y a la protección de sus derechos humanos inalienables. Esto es reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y otros instrumentos internacionales.

Artículo 5. No existe ningún derecho al aborto bajo el derecho internacional, ni por vía de un tratado internacional obligatorio ni bajo normas de derecho internacional común. No hay ningún tratado de las Naciones Unidas que pueda ser citado con precisión para establecer o reconocer un derecho al aborto.

Artículo 6. La Comision del CEDAW y otros cuerpos que monitorean tratados han guiado a los gobiernos a cambiar sus leyes sobre el aborto. Estos cuerpos han interpretado explícitamente o implícitamente los tratados a los cuales están sujetos como incluyentes de un derecho al aborto.

Los cuerpos que monitorean estos tratados no tienen autoridad, ni bajo los tratados que las crearon ni bajo el derecho internacional general, de interpretar estos tratados en maneras que creen nuevas obligaciones estatales o que alteren la esencia de los tratados.

En consecuencia, cualquier cuerpo que interprete un tratado de modo que incluya un derecho al aborto actúa más allá de su autoridad y contraría su mandato. Tales actos ultra vires no crean ninguna obligación legal para los estados partes; tampoco deberían los estados aceptarlos como una contribución a la conformación de un nuevo derecho internacional consuetudinario.

Artículo 7. Las afirmaciones realizadas por agencias internacionales o actores no gubernamentales en el sentido de que el aborto es un derecho humano son falsas y deben ser rechazadas.

No existe ninguna obligación jurídica internacional de proporcionar acceso al aborto basado en motivo alguno: salud, privacidad, autonomía sexual, no discriminación ni ningún otro motivo.

Artículo 8. Bajo los principios básicos de la interpretación de tratados del derecho internacional, de un modo consistente con las obligaciones de la buena fe y con el principio pacta sunt servanda, y ejerciendo su responsabilidad de defender la vida de sus pueblos, los estados pueden y deben invocar las provisiones de los tratados que garantizan el derecho a la vida para abarcar la responsabilidad gubernamental de proteger el niño aun no nacido del aborto.

Artículo 9. Los gobiernos y los miembros de la sociedad deberían garantizar que las leyes y las políticas nacionales protejan el derecho humano a la vida desde la concepción. También deberían rechazar y condenar la presión de adoptar leyes que legalizan o despenalizan el aborto.

Los cuerpos que monitorean tratados, las agencias de las Naciones Unidas y los funcionarios, tribunales regionales y nacionales y demás deben desistir de aseveraciones implícitas o explícitas de un derecho al aborto basadas en el derecho internacional.

Cuando se realizan tales aseveraciones falsas o se ejercen presiones, los estados miembros deberían reclamar la responsabilidad del sistema de las Naciones Unidas.

Quienes proporcionen ayuda para el desarrollo no deben promocionar o financiar el aborto. Ellos no deben condicionar la ayuda a la aceptación del aborto por parte del beneficiario.

Los programas internacionales y aquellos que financian programas de salud materna y de infantes deben garantizar un resultado saludable del embarazo tanto para la madre como para el infante y deberían ayudar a las madres a dar la bienvenida a una nueva vida en todas las circunstancias.


Nosotros — defensores y litigantes en materia de derechos humanos, intelectuales, dirigentes electos, diplomáticos y expertos médicos y de política internacional — por la presente confirmamos estos artículos.

San Jose de Costa Rica
Marzo 25 de 2011


* Instituciones nombradas únicamente para propósitos de identificación.

Firmado,

Lord David Alton, Cámara de los Lores, Gran Bretaña

Carl Anderson, Caballero Supremo. Caballeros de Colón

Guiseppe Benagiano, Profesor de Ginecología, Perinatología y Cuidados a la Niñez – Universidad “La Sapienza”, Roma, antiguo Secretario General de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO)

Profesor William Binchy, Profesor de Derecho, Trinity College Dublin, Miembro de la Comisión de Derechos Humanos de Irlanda

Honorable Javier Borrego, ex juez, Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Christine Boutin, ex ministra de Gabinete – Gobierno de Francia, Presidente del Partido Demócrata Cristiano

Hon. Tom Coburn M.D., Miembro del Senado de los Estados Unidos

Benjamin Bull, Jefe de Concejo, Fondo de Defensa de la Alianza

Honorable Martha De Casco, Miembro del Congreso, Honduras

Jakob Cornides, Abogado de Derechos Humanos

Ján Figel’, Viceprimer Ministro de Eslovaquia, Presidente del partido eslovaco KDH, ex Observador del Parlamento de la UE

Profesor John Finnis, Universidad de Oxford, Universidad de Notre Dame

Profesor Robert George, Profesor de Jurisprudencia McCormick, Universidad de Princeton, ex Miembro del Consejo Presidencial sobre Bioética

Profesor John Haldane, Profesor de Filosofía, Universidad de St Andrews

Patrick Kelly, Vicepresidente de Política Pública de los Caballeros de Colón

Profesor Elard Koch, Facultad de Medicina, Universidad of Chile

Profesor Santiago Legarre, Profesor de Derecho, Pontificia Universidad Católica Argentina

Leonard Leo, ex delegado a la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

Yuri Mantilla, Director, Asuntos Internacionales de Gobierno, Enfoque a la Familia

Hon. Elizabeth Montfort, ex Miembro del Parlamento Europeo

Senador Rónán Mullen, Miembro del Senado de Irlanda

Cristóbal Orrego, Profesor de Jurisprudencia, Universidad de los Andes (Chile)

Alojz Peterle, Miembro del Parlamento Europeo, Eslovenia, ex Primer Ministro de Eslovenia

Bernd Posselt, Miembro del Parlamento Europeo, Alemania

Gregor Puppinck, Director Ejecutivo, Centro Europeo para la Ley y la Justicia

Embajador Grover Joseph Rees, ex Embajador de EEUU en Timor-Leste, ex Representante Especial de EEUU para las Naciones Unidas sobre asuntos sociales

Austin Ruse, Presidente, C-FAM

William Saunders, abogado de derechos humanos, Americanos Unidos por la Vida, ex delegado a la Asamblea General de las Naciones Unidas

Alan Sears, Presidente, Fondo de Defensa de la Alianza

Marie Smith, Presidente, Red Parlamentaria para Asuntos Críticos

Profesor Carter Snead, Miembro, Comité Internacional de Bioética, UNESCO y ex Observador Permanente al Consejo Directivo de Europa sobre Bioética, Escuela Derecho de la Universidad de Notre Dame

Douglas Sylva, Delegado a la Asamblea General de las Naciones Unidas

Honorable Francisco Tatad, ex Líder de la Mayoría del Senado de Filipinas

Embajador Alberto Vollmer, ex Embajador de Venezuela a la Santa Sede

Christine de Marcellus Vollmer, Presidente de la Alianza Latinoamericana para la Familia

Honorable Luca Volonte, Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Presidente del Partido Popular Europeo (PACE)

Lord Nicholas Windsor, Casa de Windsor

Susan Yoshihara, Directora, Grupo de Investigaciones de Organizaciones Internacionales

Anna Zaborska, Miembro del Parlamento Europeo, antigua miembro de Junta del Comité de la Mujer del Parlamento Europeo

09.11.2009

Declaración de Zaragoza

Los representantes de organizaciones nacionales e internacionales, defensoras de la vida, la familia y la dignidad humanas, provenientes de diferentes partes del mundo, reunidos en Zaragoza del 6 al 8 de Noviembre del 2009, en el IV Congreso Internacional Provida (CIP), en continuidad con los CIP realizados en Madrid, Lima y México, nos dirigimos a:

Todos los Gobernantes, Legisladores, Magistrados, médicos y parteras; líderes políticos y religiosos; intelectuales, educadores y comunicadores sociales; Organizaciones de la Sociedad Civil; padres y madres de familia; y a todas las personas de buena voluntad, como responsables naturales de la promoción de los Derechos Humanos.


CONVENCIDOS QUE:

1. Está científicamente comprobado que la vida humana comienza con la fecundación del ovocito. En esa primera célula humana (cigoto), se encuentra no sólo todo el programa genético del desarrollo de ese ser humano, sino también la capacidad de realizar por sí mismo dicho progreso, como lo muestra experimentalmente la fecundación extracorpórea.

2. Se dice que lo peor que le podría suceder a una madre sería la muerte de su hijo. No es así. Lo peor que le puede suceder a una madre, es hacer matar voluntariamente a su propio hijo. Aún cuando algunas lo nieguen de momento, decidir la muerte de su bebé les provoca un sentimiento de culpa y una herida imposibles de borrar.

3. Los seis millones de muertes “legales” en los campos de concentración nazi, constituyen el delito internacional de genocidio. Parecía la violación más flagrante de los derechos humanos que registra la historia.

4. Sin embargo, los más de ochocientos millones de muertes, provocadas hasta el momento mediante abortos “legales”, en los países del mundo que lo han autorizado, constituyen un delito de lesa humanidad que, por su número y extensión, proponemos se denomine a partir de ahora como mega-genocidio.

5. Además de estar “legalizado” en muchos Estados, el mega-genocidio es fomentado -a veces de modo directo y en ocasiones utilizando eufemismos-, por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y sus agencias; los organismos multilaterales de crédito; ciertos organismos internacionales, como la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF), IPAS, las Fundaciones Rockefeller, Ford, Bill y Melinda Gates, Soros, etc.; el actual presidente de los Estados Unidos de América y la burocracia de la Unión Europea; entre otros grupos de poder global.

6. Por otra parte, hacen “invisible” y aumentan el número de víctimas del mega-genocidio, diversos contraceptivos capaces de matar seres humanos en sus primeros días de vida –por ejemplo, impidiéndoles anidar en el útero materno-, tales como: dispositivos intrauterinos, píldoras postcoitales, pastillas anticonceptivas de uso sistémico, inyectables o implantes subdérmicos. Además, en estos últimos años se está promoviendo el aborto, dispensando la droga misoprostol, en especial en los países donde el aborto es ilegal, todo ello con la connivencia de las autoridades sanitarias. Finalmente, diversas prácticas de fecundación artificial, donde según las estadísticas más fiables, sólo nacen poco más del 4% de los embriones –seres humanos- producidos; provocan un número difícilmente determinable de víctimas.

7. Toda sociedad que tolera con indiferencia el mega-genocidio del aborto –sea quirúrgico o químico-, ha perdido hasta el más elemental signo de humanidad, y será proclive a vulnerar de modo violento otros derechos humanos de sus ciudadanos.


A ELLOS LES EXIGIMOS QUE SE OBLIGUEN A:

1. Promover soluciones racionales, siempre respetuosas de la vida, para las necesidades humanas, tales como:

• Propiciar acceso y atención calificada del embarazo, parto, puerperio y el recién nacido.
• Articular con la sociedad civil instituciones que atiendan a las embarazadas en situación de conflicto, para ayudarlas a superar sus problemas y, de ese modo, llevar una maternidad plena de gozo.
• Promover y financiar programas que fomenten la castidad antes del matrimonio, y la fidelidad dentro de él.
• Ejecutar programas para fortalecer la familia basada en el matrimonio heterosexual, y la educación de la juventud en las virtudes, y en el auténtico significado de la feminidad y la masculinidad.
• El embarazo no es una enfermedad; por lo tanto el control de la natalidad, nunca podrá ser una política sanitaria.


2. Hacer respetar toda vida humana, desde la concepción/fecundación/fertilización, hasta su muerte natural. Reconocer la personalidad jurídica de todo ser humano, desde el instante inicial de su existencia; y siempre obrar en consecuencia.

3. Punir y eliminar toda práctica abortiva, eugenésica, eutanásica, o que manipule la vida humana, cualesquiera sean los medios utilizados para ello.

4. En los supuestos de no punibilidad de los atentados contra la vida humana, jamás podrán considerarse “derechos” de nadie, ni practicarse en el sistema sanitario. Ningún médico o personal de salud podrá ser obligado, bajo ningún concepto, a matar a ningún ser humano. En cualquier caso la práctica de un aborto –aunque no sea punible-, implicará una falta deontológica inhabilitante.

5. Quitar la personería jurídica a toda entidad que –directa o indirectamente-, promueva el mega-genocidio.


NOSOTROS NOS COMPROMETEMOS A:

1. Promover todas las organizaciones de la sociedad civil, cuya finalidad sea la:

▪ Visibilización y atención del síndrome post-aborto.
▪ Centros de ayuda para la mujer.
▪ Centros de orientación familiar.
▪ Difusión de la enseñanza de métodos naturales de reconocimiento de la fertilidad humana.
▪ Difusión de un enfoque humanista de la sexualidad, basado en una educación en virtudes y para el amor.
▪ Promover la adopción como opción digna para las madres en situación de embarazo inesperado y para los niños por nacer.


2. Vigilar de manera permanente el grado de observancia del derecho a la vida. Denunciar públicamente a quienes violen este derecho fundamental, en especial si son funcionarios públicos o políticos en campaña electoral.

3. Articular actividades con “Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida y la Familia”, constituida en Santiago de Chile, recogiendo la Declaración de Lima de nuestro II CIP.

4. Promover la cancelación de la pena de muerte por aborto, en el ámbito de la ONU y los organismos regionales. Promover una Convención Internacional que tutele la vida de todo ser humano, desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.

5. Crear y promover partidos políticos que tutelen la vida humana, desde su inicio y hasta la muerte natural.

6. Hacer revocar democráticamente los mandatos de los funcionarios públicos, que participen de modo directo o indirecto en el mega-genocidio del aborto, la eugenesia o la eutanasia; y hacerles responder jurídicamente por tales actos.

7. Patrocinar gratuitamente demandas de las mujeres víctimas del mega-genocidio del aborto, para que obtengan un justo resarcimiento de sus daños, contra el Estado y demás responsables de sus padecimientos.
En los participantes de este Congreso, que adhieren a esta Declaración, están representadas las siguientes Naciones: Alemania, Argentina, Austria, Canadá, Chequia, Chile, Colombia, Costa Rica, Croacia, Cuba, Dinamarca, Ecuador, El Salvador, Eslovaquia, España, Estados Unidos, Francia, India, Gran Bretaña, Irán, Irlanda, Italia, México, Nicaragua, Noruega, Perú, Polonia, Sudáfrica, Suecia y Venezuela.


Zaragoza, 8 de noviembre de 2.009.

26.01.2009

Petición europea "por la vida y la dignidad del hombre"

Lista de firmas para la petición europea de "Por la vida y la dignidad del hombre" que aboga por el derecho a la vida desde su concepción hasta su muerte natural, y por la familia basada en el matrimonio de un hombre y una mujer, pueden ser encargadas en la Fundación gratuitamente o descargadas en: www.mpv.org/mpv/download/petizione/PETIZIONEspagnolo.html

02.03.2007

Nueva carta de la Fundación Sí a la Vida.

Acaba de aparecer otra carta de la FUNDACIÓN SÍ A LA VIDA. Nuestra revista informa sobre noticias actuales en torno a la protección de la vida. En un artículo se relatan las circunstancias dramáticas en que una mujer joven, abandonada por su amigo, dio la vida a su segundo niño. La FUNDACIÓN SÍ A LA VIDA pudo ayudarla.
Otras informaciones contenidas en la edición actual: La posición de los ciudadanos estadounidenses ante el movimiento „Pro life“ (Por la vida) - Por qué los ejecutivos atienden valores éticos - Qué opinan los alemanes sobre la investigación con células estaminales embrionales - Donde mujeres embarazadas necesitadas pueden encontrar ayuda sin problemas burocráticos.
Usted puede cargar la carta actual de la Fundación buscándola en el link "Archivo".

12.02.2007

La mayor parte de los alemanes no quiere la investigación con células estaminales embrionales

Más de la mitad de los ciudadanos de Alemania (56,3 %) quiere que los trabajos científicos se concentren exclusivamente en la investigación con células estaminales adultas. Dos tercios (66,5 %) piensan que es “correcto” que en Alemania no se permita “producir y destruir embriones humanos por motivos de investigación”. Estos son los dos resultados más importantes de una encuesta en toda la República Federal que el instituto de demografia TNS Infratest realizó a mediados de enero por encargo de la Federación Derecho a la Vida (BVL). La encuesta fue presentada el 25 de enero por la presidente del BVL, Dr. med. Claudia Kaminski, en Berlín. “De ahí que quien ahora se pronuncia por la investigación con células embrionales, debe ser consciente de que está haciendo una política opuesta a lo que la mayoría de la población tiene por correcto”, recapituló la Dra. Kaminski. La encuesta muestra por ejemplo que las mujeres que - como es sabido - forman la mayor parte de la población, rechazan la investigación con células estaminales embrionales aún mucho más fuertemente que los hombres. Entre los hombres un 46,5 % quiere restringir la investigación a células adultas, y un 41,4 por ciento admite la investigación con células estaminales adultas y embrionales. Entre las mujeres solamente el 26,4 % sostiene esta posición. En cambio un 63,7 % exige que la investigación se limite a emplear células adultas, de modo que no se produzcan ni destruyan embriones humanos. Este dato es especialmente interesante, pues en este grupo cabe admitir una especial sensibilidad por el tema, ya que se trata de posibles donadores de óvulos y receptores de embriones producidos de forma artificial.
Un resultado análogo se registra respecto a la postura ante la actual de protección del embrión. Casi las tres cuartas partes (73,8 %) aprueban la ley vigente que “prohibe utilizar a un embrión humano con fines científicos o médicos que no están al servicio de la vida del embrión.” También en el grupo de los hombres aprueba esta ley una mayoría del 56,9%. Otro punto notable es que el rechace de la investigación con células embrionales se presenta en las diferentes edades. Entre ancianos de 60 años o más, que serían los presuntamente más favorecidos por tratamientos a partir de células estaminales embrionales, solamente el 33,6 % se manifiesta favorable. El 50,2 % quiere limitar la investigación exclusivamente al uso de células del propio cuerpo. “. Según la encuesta, entre los alumnos de escuelas (de 14 años para arriba) el 61,9 % rechazan la investigación con células embrionales. El 72,2 % quieren que en Alemania se prohiba producir y destruir embriones con fines de investigación.
La Dra. Kaminski resume: “Para nuestra asociación de defensa a la vida es una gran alegría constatar esa postura de la generación joven. Por lo menos en el tema de protección a los embriones, la gente joven se manifiesta claramente por la vida“.